Banco europeo lanza innovadora hipoteca con calificación energética. A mayor ahorro menor interés


No todos los bancos son iguales. Algunos tratan de aportar una visión ética a esto de las finanzas. Y se dirigen únicamente a sectores y negocios sostenibles. Por ejemplo, el banco ético europeo Triodos Bank, que ha lanzado “la primera hipoteca del mercado español que tiene en cuenta la calificación energética de las viviendas, de forma que las más eficientes obtienen un menor tipo de interés (euríbor más 1,65% para viviendas con calificación energética A+)”.

Triodos Bank anunció el mes pasado que mejora las condiciones de su “ecohipoteca” y que revisa los tipos a la baja “para favorecer la financiación de viviendas cada vez más sostenibles”: desde euríbor + 1,65%, sin comisión de apertura y sin tipo fijo el primer año. Según los estudios que maneja el referente de la banca ética en Europa, “se calcula que, en la Unión Europea, los edificios son responsables del 36% de las emisiones de CO2 y suponen el 40% del consumo final de energía”.

Muchas emisiones y mucha energía que pueden reducirse si se ponen en marcha las medidas adecuadas. En palabras de Mikel García-Prieto, director general de Triodos Bank, “para un banco como el nuestro, comprometido con las personas y el medio ambiente desde sus orígenes hace más de tres décadas, es fundamental promover la adopción de medidas que contribuyan al ahorro y la eficiencia energética en los hogares” y, de ahí, “la primera hipoteca del mercado español que tiene en cuenta la calificación energética de las viviendas”.

Triple beneficio
El préstamo para la adquisición de la vivienda habitual ofrece un tipo de interés variable: euríbor 12 meses + diferencial según la certificación energética de la vivienda a financiar. La clasificación energética de las viviendas cuenta con siete categorías, desde la A hasta la G; con el paso a una categoría superior, la hipoteca reduce su interés un 0,05%, de forma que el banco premia a los hogares más eficientes. “Además –añade García-Prieto–, si el propietario decide aplicar medidas de mejora energética y adquiere una calificación mayor, obtendrá un triple beneficio ya que se le aplicará la reducción del interés hipotecario correspondiente; ahorrará en su consumo de electricidad y calefacción, y por último, su vivienda reducirá las emisiones de CO2”.

La revisión de las condiciones de la Hipoteca Triodos contempla además la eliminación de la comisión de apertura y mantiene otras ventajas como no aplicar un tipo de interés más alto el primer año o no incluir cláusula suelo ni compensación por desistimiento. Entre las condiciones que establece la “ecohipoteca” está un plazo máximo de 30 años, con una edad límite para el establecimiento del plazo de 70 años; y un importe de hasta un 80% del valor de tasación o del valor de compraventa (si este fuera inferior al de tasación); una comisión de apertura del 0%; y una serie de obligaciones como la domiciliación de nómina y de tres recibos domésticos, el seguro contra incendios y el seguro de vida.

Más de 100.000 m2 financiados
En su Informe Anual 2013, Triodos Bank daba cuenta del impacto de su actividad financiera en el ámbito de la construcción sostenible como parte de la política de transparencia de la entidad. La construcción sostenible es una de sus áreas de actuación dentro del sector medioambiental, donde financia tanto la nueva construcción como la reforma de edificios ya existentes que contribuyan a mejorar su eficiencia energética.

Durante 2013, Triodos Bank financió en toda Europa 724 viviendas y cerca de 100 locales construidos con criterios sostenibles que representan una superficie de unos 100.000 m2, capaces de albergar a unas 5.000 personas. El banco invirtió más de 329 millones de euros en el sector a nivel europeo y en España duplicó el número de operaciones financiadas respecto al ejercicio anterior.

La aplicación de criterios sostenibles, nuevas tecnologías y materiales contribuyen a revertir la tendencia creciente de consumos energéticos y emisiones de CO2 de un sector tradicionalmente poco eficiente. Triodos Bank, además de tener en cuenta la certificación energética exigida por norma en edificios, a la hora de conceder financiación también considera relevante la aplicación de otros certificados reconocidos como Breeam, el Leadership in Energy & Environmental Design (LEED), o el certificado Verde, así como el estándar de construcción Passivhaus, que busca reducir al mínimo el consumo energético.

Según Mikel García-Prieto, “la transición hacia una economía sostenible pasa por un cambio sustancial en la forma en la que construimos y mantenemos los edificios. La construcción sostenible tiene un impacto positivo tanto desde el punto de vista medioambiental como en la mejora de la calidad de vida de las personas, por lo que encaja perfectamente con la misión de Triodos Bank”.

El banco ético se ha volcado en este sector de la construcción sostenible porque forma parte de su compromiso ambiental. Por eso también financia proyectos de agricultura ecológica, energías renovables o conservación de la naturaleza.

María de Pablo es directora de Banca de Empresas e Instituciones de Triodos Bank. “Promovemos la construcción sostenible de viviendas –explica– como alternativa a la edificación tradicional mediante el empleo de avances tecnológicos y el uso de nuevos materiales adaptados al entorno, que permitan tanto el acceso a una vivienda digna como la convivencia con el medio ambiente sin agredirlo”. Y lo hacen convencidos también de la sostenibilidad económica de estas inversiones.

“En el ámbito de la construcción sostenible y de la rehabilitación de edificios orientada a la eficiencia energética, pensamos que todavía tenemos un recorrido importante por delante. Se trata de un sector en el que es decisivo actuar, por el impacto que tiene en el cambio climático. Además, es una actividad que encaja claramente dentro del concepto de economía verde, porque compatibiliza cuidado ambiental con viabilidad económica, por los ahorros que permite conseguir en consumo de energía, entre otros”, añade de Pablo.

Clientes que lo dicen todo
“Por una arquitectura ecológica, poética y funcional” es el lema de SATT, Satélite Arquitectura, una empresa que comenzó su andadura en Madrid en el año 2002. Sus socios fundadores, Álvaro Guerrero e Iñaki Alonso, decidieron unirse para materializar en sus proyectos sus inquietudes medioambientales y su vocación hacia la construcción.

Poco después se sumaron a ellos otros profesionales del sector, consolidando esta joven empresa especializada en el campo de la bioconstrucción, la gestión del agua y las instalaciones basadas en energías renovables. Según explican sus promotores “cada edificio de SATT tiene su propio discurso, inspirado en su entorno y sus usuarios. Pero todos se fundamentan en criterios de arquitectura bioclimática, bioconstrucción, gestión del agua y geobiología; y se sustentan en una amplia red de profesionales”.

SATT está presente en numerosos foros de divulgación e intercambio de ideas del sector y participa en varias asociaciones que investigan y fomentan la bioarquitectura. Además, está desarrollando el Ecómetro, una herramienta de código abierto para la medición y lectura transversal de la ecología en el proceso de diseño y construcción de los edificios de viviendas, que cuantifica tanto los impactos sobre el medio ambiente como sobre la salud humana. Para continuar con el desarrollo de su actividad, SATT ha contado con financiación de Triodos Bank.

Habitar Natural 100×100 Madera apuesta por las casas pasivas de madera, un proyecto de edificación sostenible. La empresa construye casas con un consumo energético muy bajo, destacando la calidad en la construcción y un buen aislamiento para mantener altos niveles de confort. La empresa promueve viviendas de madera con criterios de bioconstrucción y bioclimáticos, casas “eficientemente energéticas, ecológicas y sanas”.

Actualmente trabajan como distribuidores de la firma finlandesa Kuusamo Log Houses en España y controlan todo el proceso de construcción de las casas pasivas de madera, para asegurarse un servicio y calidades óptimos. Triodos ha concedido financiación a Habitar Natural 100×100 Madera para dar continuidad a sus proyectos de edificación sostenible.

La Cooperativa Nostrallar es un ejemplo de modelo de promoción inmobiliaria racional, sostenible y no especulativo. La organización sin ánimo de lucro promociona viviendas “que cuesten lo que cuesta hacerlas y con ventajas únicas a través de comunidades de propietarios en el marco de la ley de cooperativas”. Los socios de Nostrallar no solo satisfacen su derecho fundamental de vivienda sino que también entran a formar parte de un proyecto social que fomenta la eficiencia energética en las viviendas construidas “además de un modelo de promoción inmobiliaria racional, sostenible y no especulativo”.

http://www.energias-renovables.com/ficheroenergias/fotos/ahorro/ampliada/c/Cooperativa-Nostrallar-Triodos-Bank.jpg

Triodos Bank financia en La Seu d’Urgell, Lleida, la construcción de 20 viviendas de protección oficial en régimen de alquiler, que promociona la cooperativa Nostrallar y que gestionará la Fundació Nou Lloc. Esta fundación se creó en 2006 con la vocación de facilitar el acceso a la vivienda a cualquier persona, independientemente de sus condiciones económicas o sociales, y con la voluntad de coordinar esfuerzos e iniciativas, tanto del sector público como del privado, para satisfacer las demandas sociales en el campo de la vivienda. Las viviendas financiadas por Triodos obtendrán el certificado de calificación energética A gracias a la implantación de medidas de ahorro energético y de sistemas térmicos de alta eficiencia.

Banca ética y sostenible
Triodos Bank lleva 35 años demostrando que es posible combinar banca y ética. El banco fue fundado en Holanda y hoy día está presente además en Bélgica, Reino Unido, Alemania, España y Francia, a través de una agencia. La sucursal española, que recientemente ha celebrado su 10º aniversario, cuenta con 170.000 clientes y miles de proyectos financiados en los sectores social, cultural y medioambiental.

Triodos Bank es el único banco 100% transparente con las empresas y negocios que financia, que pueden consultarse en su página web, y aplica unos criterios claros y sostenibles sobre el tipo de iniciativas a las que concede financiación, así como unos criterios de exclusión hacia determinados sectores y negocios. Triodos Bank es cofundador de la Alianza Global para una Banca con Valores, “una red formada por 25 bancos referentes en sostenibilidad en todo el mundo que promueven una renovación del sistema financiero desde un enfoque sostenible”.

Solo el 6% de los edificios cuenta con certificación energética
El Real Decreto 235/2013 de 5 de abril del 2013 traslada al ordenamiento jurídico español la Directiva 2010/31/UE de eficiencia energética en los edificios. El 235/2013 aprueba el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios, los de nueva construcción y los existentes, y obliga a expedir un certificado de eficiencia energética para los edificios o unidades de estos, que se construyan, vendan o alquilen, a partir del 1 de junio de 2013.

Este certificado indica la calificación energética del edificio, desde la A a la G, desde la más eficiente a la menos eficiente, tal y como sucede con los electrodomésticos. E incluye información sobre las características energéticas de los edificios, y, en el caso de edificios existentes, recomendaciones para la mejora de los niveles de eficiencia. Los certificados energéticos son expedidos por arquitectos, ingenieros o técnicos cualificados de cada comunidad autónoma.

Los datos dicen que en España hay más de 25 millones de viviendas. Pues bien, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) hizo público en junio un informe que da cuenta de la evolución de la certificación energética en España, un año después de que entrara en vigor la norma: 645.359 edificios existentes y 14.140 de nueva construcción cuentan ya con el certificado. Y la nota que sacan no es para tirar cohetes porque el 85% de los existentes han obtenido una calificación energética E o inferior.

Lo que demuestra que en España hay mucho ladrillo, pero muy mal puesto. No olvidemos que la diferencia entre el consumo energético de una vivienda A y una G es del 80%. Y a los precios actuales de la energía conviene hacer cuentas. De ahí que los expertos incidan en la necesidad imperiosa de abordar masivamente la rehabilitación energética de edificios en nuestro país.

FUENTE: www.energias-renovables.com