La madera es protagonista en una obra futurista en Australia


Kengo Kuma da el salto a Australia

El arquitecto japonés ha diseñado un centro cívico cilíndrico en Sidney.

Kengo Kuma puede ser considerado uno de los autores más prolíficos de la arquitectura japonesa en la primera década del siglo XXI. Durante estos años, la experimentación con materiales y técnicas tradicionales ha sido constante, algo que ha demostrado en proyectos en todo el mundo, como el Museo de Historia de Nasu o el Museo de Arte Murai Masanari, así como aquí en España en el Gran Espacio Escénico de Granada.


Darling Exchange tendrá un mercado a nivel de calle, una biblioteca y un bar en la terraza.
El arquitecto, que será el artífice del estadio olímpico de Tokio, ha experimentado con materiales poco convencionales, como la utilización de acero propio para la construcción de vagones de tren en su Casa de Acero o, más recientemente, el uso de listones de madera para el interior del Starbucks Cofee Amotesando.

Pero si por algo se distingue Kuma es por el empleo de un revestimiento de madera característico, un material que será protagonista de su primer gran proyecto en Australia, concretamente en Sidney, como es The Darling Exchange, un centro cívico y recreativo de figura cilíndrica de seis metros y 30 metros de altura junto al puerto Darling y en el que cintas de madera de color claro envuelven el edificio curvo “de manera orgánica y espontánea”, según palabras del propio arquitecto.

Revestido en madera, Darling Exchange será un edificio de 6 pisos y 30 metros de alto.

Así, las seis plantas curvas del edificio serán desplazadas fuera del centro, y los pasillos estarán en ángulo para crear una forma en espiral -un diseño que muchos expertos han comparado con el de los arquitectos suizos Herzog & De Meuron en un nuevo edificio en la Universidad de Oxford-.

El proyecto será edificado como parte del recinto del Plaza Darling Lendlease, proporcionando un espacio para un mercado a nivel de calle, además de una biblioteca, un centro de cuidado infantil, espacios para start up, un bar en la terraza y un restaurante con vistas a Tumbalong Park, los jardines chinos, y Cockle Bay.


“El objetivo es lograr una arquitectura que sea lo más abierta y tangible como sea posible a la comunidad, reflejándose en una geometría circular que crea un edificio accesible y reconocible desde múltiples direcciones”, según Kuma, quien añade que “la pantalla de madera envolverá el exterior del edificio de una manera dinámica, una referencia histórica al Darling Harbour, una colmena de actividad empresarial y un punto focal como un mercado de intercambio”.

El proyecto se conectará directamente a una plaza pública de 2.700 metros cuadrados llamada Darling Square. Tanto Darling Square como Darling Exchange están siendo desarrollados por la firma Lendlease como parte de un plan de revitalización del puerto de Darling, que tiene un presupuesto de 3.400 millones de dólares australianos (2.300 millones de euros) y que se prevé esté finalizado en 2018. Como ha confesado el propio Kengo Kuma, “mi objetivo es recuperar el espacio”.

FUENTE: expansion.com