EE.UU. Utilizan madera para modernizar una mansión clásica y le dan una temática ecológica.


Fue construida originalmente a principios de los 80, pero los propietarios de esta casa de Massachusetts decidieron transformar la tradicional mansión de ladrillo en una espaciosa vivienda ecológica. OMA y A + SL Studios Arquitectos, trabajaron conjuntamente para llevar a cabo las reformas de la casa.

Después de retirar el ladrillo y otros elementos anticuados, se instalaron suelos y paneles de madera. Se añadieron además grandes ventanas de cristal, que le dieron a la antigua casa fría y cerrada un aire de energía e iluminación.
Como parte de la remodelación se construyeron estanterías de madera y se coloraron en las paredes. Todos los pisos de la vivienda son de madera dura. Para conseguir contraste, se han colocado paneles de madera natural en color marrón en los techos y se han dispuesto alrededor de las puertas de tal forma que parecen contraventanas. También se utiliza madera en los baños, donde la ducha se ha diseñado para que su apariencia sea muy similar a la de un sauna.

La casa Chestnut Hill fue construida en 1983, la cual tenia en su fachada grandes ventanales en la parte sur y aberturas hundidas en el aislamiento exterior sobre bloques de concreto, por lo que los espacios interiores resultantes eran oscuros y fríos. La creciente familia y la pasión de los propietarios por el diseño verde hizo una reevaluación completa de los espacios interiores y su conexión con el sitio, así como mejoras tecnológicas para reforzar la misión original de la casa y hacer una declaración de sostenibilidad hasta al el día de hoy.

En el nuevo diseño de arquitectura, los espacios interiores se han abierto y los techos han aumentado. El diseño de un nuevo dormitorio principal en suite y adiciones de habitaciones ofrecen espacios necesarios para la pareja y sus niños pequeños. Un nuevo pasillo en el lado sur que conecta la sala, comedor, cocina y habitaciones de la familia, este ha sido creado con una pared de ventanas de alto rendimiento para exponer el sitio al verde jardín y para inundar las salas con luz natural.

Los materiales utilizados en esta casa son chapas y maderas certificadas, estas se utilizaron en los gabinetes, pisos, paredes y muebles empotrados los cuales dan calidez y un sentido de materiales naturales para la nueva casa. El esquema resultante aprovecha los aleros de la casa original para proporcionar una pasiva conservación de las energías: el uso de un modelo digital detallado y las dimensiones del voladizo, permiten la penetración de la luz solar y el calentamiento durante el invierno. Un pozo geotérmico asiste calefacción y aire acondicionado mediante el bombeo de calor en y fuera de la tierra, según sea necesario. Sistemas de ahorro de energía supervisan iluminación, energía, electrodomésticos y los medios de comunicación en red.

[maxgallery id=”4948″]

Sin dejar de respetar la geometría y la intención de conservar la energía de la estructura original, esta adición contemporánea y fresca, lleva a casa a un nivel superior acercándola a la modernidad y la sostenibilidad ambiental.