Sara Kulturhus: el nuevo centro cultural de madera en Suecia


Sara Kulturhus es el nombre del nuevo centro cultural en Suecia que se convertirá en uno de los edificios de madera más altos del mundo.

La edificación está ubicada en el corazón de la localidad de Skellefteå. Está ciudad localizada debajo del Círculo Polar Ártico cuenta con una antigua tradición de construcción a partir de la madera.

Es por la elección de este material, que la firma de arquitectura más grande de Escandinavia, White Arkitekter, resultó la ganadora en 2016 del concurso internacional con su propuesta sostenible para el proyecto.

El centro cultural, Sara Kulturhus, incluirá un hotel de lujo con 205 habitaciones, salas de exhibición y arte, salones para espectáculos y múltiples auditorios para albergar congresos.

Además, el edificio de 80 metros de altura contará con un restaurante de alta cocina, una biblioteca pública y espacios abiertos en cada uno de sus 20 pisos, entre ellos un skybar.

Sara Kulturhus: un enfoque arquitectónico ecológico y cultura

Su diseño se enfocó en diferentes estrategias ecológicas por lo que se reducirán las emisiones de carbono tanto las incorporadas como las operativas, se colocaron paneles solares y sistemas de energías eficientes.

La fachada transparente del centro cultural sueco cuenta con varias entradas que permiten alinearse para bajar el umbral de la entrada con la finalidad de buscar una edificación más abierta y acogedora.

También, su estructura completamente regulada por las certificaciones sostenibles, está formada principalmente por madera cultivada en los bosques boreales pertenecientes a la región.

El estudio White Arkitekter cuenta con varias obras relacionadas con los materiales renovables y la arquitectura ecológica por lo que en este centro cultural buscaron minimizar la huella climática en todas las fases del proyecto. 

Otro de los objetivos de este espacio es que se convierta en un espacio que fomente las relaciones humanas y el interés por la cultura.

Sara Kulturhus busca enriquecer a la comunidad y atraer el turismo tanto regional como el internacional,  al convertirse en un hito de la construcción sostenible.

Fuente: inmobiliare.com