Antártida: avanza restauración de una de las viviendas de madera más antiguas de la Argentina


1

La casa Moneta fue inaugurada en 1905 y se trata de la primera construcción del país en la Antártida. Aunque hoy funciona como un museo, sirvió como observatorio metereológico para innumerables campañas antárticas. Esta vivienda prefabricada fue construida en Buenos Aires, trasladada en barco hasta su destino final y montada en solo 15 días. Esta construcción sencilla y rústica, pero a la vez bella, reafirma dos pilares de la construcción con entramado de madera: Durabilidad con adecuado mantenimiento y alta capacidad aislante a las inclemencias climáticas.

Un equipo interdisciplinario encabezado por el Ministerio de Defensa avanza en la restauración y conservación de Casa Moneta, la primera construcción arquitectónica argentina en la Antártida, ubicada en la isla Laurie del archipiélago de las Orcadas del Sur.

La encargada del proyecto, la museóloga y restauradora Natalia Skronsky del Museo Naval de la Nación, lleva adelante las tareas con apoyo de arquitectos, biólogos especializados en bio-deterioro en madera antártica, técnico para el análisis físico de la madera, conservador y restaurador.

Realizada por la Armada en 1905, Casa Moneta es la primera construcción argentina en la Antártida. En sus comienzos se utilizaba para alojar las dotaciones que iban a las bases a realizar campañas expedicionarias y luego funcionó como depósito, pañol de herramientas y repuestos, taller de carpintería, laboratorio, depósitos de madera, accesorios para expediciones.

En la década del ’90 fue reacondicionada como museo hasta 2007, cuando fue declarada Sitio Histórico Nacional.

El trabajo de restauración y conservación, del que también participa la Dirección Nacional del Antártico, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, Maderas y Muebles y la Universidad de Buenos Aires (UBA), se inició en 2015 y tiene como objetivo evitar o minimizar futuros deterioros o pérdidas de la construcción.

Actualmente, el equipo se encuentra en la etapa de análisis de datos previamente recolectados en la Antártida por la encargada del proyecto durante la última Campaña de Verano 2016/2017, llevada adelante por la cartera de Defensa.

Hasta el momento, el equipo llevó adelante la primera etapa que comprende el relevamiento histórico y documental, el prediagnóstico del estado de conservación de la madera de la casa y el diagnóstico, que consiste en el relevamiento específico y estado de conservación mediante estudios científicos.

Luego continuará el proceso de intervención, restauración de la madera y elaboración de un corpus integral de preservación, aplicable a construcciones similares a Casa Moneta.

Construida con el sistema de entramado de madera (ballon frame), la Casa Moneta fue prefabricada en Buenos Aires y transportada por mar en la corbeta ARA Uruguay, primer buque antártico argentino. Al momento del arribo, dos personas –un carpintero y un ayudante– ensamblaron en 15 días las piezas para construir la vivienda que consta de tres dormitorios, una sala y cocina.

Su nombre es un homenaje al capitán Manuel Moneta, quien durante la década del 20 participó en cuatro expediciones al continente blanco como técnico del Servicio Meteorológico Nacional, experiencia que plasmó en el libro Cuatro años en las Orcadas del Sur, que sirvió para dar a conocer el trabajo argentino en la Antártida.