Bélgica. Innovadora vivienda con paneles de madera sobre marco de aluminio


4

El estudio de arquitectura belga GAFPA investigó cual sería la mejor forma de diferenciar una vivienda habitual de un hogar temporal y el resultado es la casa de fin de semana Wachtebeke. Esta obra basada en la arquitectura japonesa, le valió a GAFPA una mención especial en los Belgian Building Awards y se destaca por ser funcional y moderna pero a la vez cálida y acogedora gracias al uso de la madera. Sin dudas los profesionales lograron interpretar el deseo de sus clientes quienes viven en la ciudad y buscaban un refugio en la campiña para desconectarse de su agitada vida.

Pensada como una planta en forma de U, la casa de fin de semana da la espalda una ruta local y se abre hacia el campo adyacente, con un jardín que se diluye en el paisaje. En cada extremo de la U, que se eleva sobre el nivel del suelo, hay una sala de estar con una zona al aire libre. Las habitaciones, situadas en el brazo de la U más largo, son deliberadamente de pequeño tamaño y están separadas por un armario que forma parte de la pared; mientras que las zonas de estar son más grandes, con un comedor a doble altura que incluso podría ser considerado generoso en sus proporciones. Entre el área de cocina y el comedor hay una escalera de caracol de acero que da acceso a un entretecho donde se encuentra el dormitorio de principal.

La vivienda está elevada sobre soportes que a su vez apoyan en la parte superior de una serie de elementos prefabricados en forma de T. Construida siguiendo una cuadrícula de 2,40m, la fachada se concibe como un marco de aluminio relleno de paneles de madera que alternan con parrillas de metal desplegadas en las ventanas. En las zonas de estar, el marco de aluminio está relleno de vidrio. Por su carácter ligero, la estructura refuerza la idea de ser sólo un espacio temporal.
La casa Wachtebeke ofrece a sus habitantes la oportunidad de escapar de la vida cotidiana y de la multitud. Tanto la puerta principal como las ventanas de los dormitorios están protegidas por paneles metálicos, de tal manera que la vivienda puede quedar completamente cerrada durante los periodos en los que la casa está desocupada. Esto además proporciona una gran privacidad hacia el exterior.

Una de las curiosidades de la casa Wachtebeke es la manera que tiene de apoyar sobre el hormigón, una clara reminiscencia de la arquitectura tradicional japonesa. Esto se ve reforzado por los escalones de piedra que dan acceso a la terraza elevada en cada uno de los extremos de la U, que son de por sí casi una alusión a la engawa, el porche cubierto japonés. Además de lo anterior mencionado, el diseño de la casa puede recordar a las estructuras ligeras de elementos estándar empleadas en las residencias privadas de Jean Prouvé o Charles y Ray Eames. Sin embargo, e independientemente de las posibles referencias que esta vivienda pueda tener, no caben dudan sobre su autenticidad absoluta y sobre el éxito del estudio GAFPA para interpretar el deseo de sus propietarios.