Casa modulada en Uruguay, una experiencia para replicar


El estudio Barroso-García Pezzano Arquitectos desarrolló un sistema para construcción de viviendas en La Pedrera que pudiera también utilizarse para otros destinos.

A pedido de una empresa maderera, el estudio Barroso-García Pezzano Arquitectos desarrolló un sistema de construcción de viviendas de madera que se puede utilizar para otros destinos. “Como en todos los casos en que hay que diseñar casa-partes, la definición del proyecto se inició por la geometría”, explican los arquitectos Jorge Barroso y Diego García Pezzano.
[maxgallery name=”casa-modulada-en-uruguay”]

CASA MODULADA. Cada cubo se realiza con 29 bastidores para basamento, entrepiso, tabiques y techo.

Para las tres viviendas en La Pedrera (Rocha), Uruguay, se tomó como referencia una forma de base con una dimensión cercana a la “regla de oro”. Un área de 2,44 por 2,44 metros, dicho en pies lineales, de 8 por 8. La superficie de 2,44 por 2,44 implica un área de 5,95 m2, que abarca exactamente dos placas estructurales de nuestro mercado: el multilaminado y el OSB. Su dimensión es 1,22 por 2,44 (4 por 8 pies).

De hecho, el bastidor es la parte compositiva básica de los sistemas constructivos dominantes en el mundo entero, sobre todo en los países de más alto desarrollo. Con una larga historia que comienza a mediados del siglo XIX en la zona de Chicago y toma el mítico nombre de “balloon frame”. Algo así como estructura balón o estructura globo. Su funcionamiento tridimensional es el que le confiere las extraordinarias características estructurales en relación a su minimalismo material.

En el desarrollo del sistema teníamos un conjunto de datos de referencia, de las sucesivas experiencias del INTI cuando se tramitan los certificados denominados CAT, (certificado de aptitud técnica). Las pruebas más características a las que son sometidos estos bastidores, dentro de las normas del ensayo son:

– Compresión levemente excéntrica (2,5 cm del eje) de un bastidor de 1,20 por 2,40, con la configuración de la propuesta. El ensayo se detiene cuando la deformación del tabique supera ciertas normas establecidas, o se produce alguna rotura en los materiales utilizados. Las experiencias reiteradas hablan de valores entre 10 y 15 toneladas por metro lineal. Una magnitud importante si se tiene en cuenta que el peso total de una vivienda de madera con esta tecnología se ubica en los 130/150 kilogramos por metro cuadrado. Si agregamos la sobrecarga de uso, nos ubicamos en 300 kg/ m2. En la relación significaría que un metro lineal de bastidor podría soportar entre 35/50 metros cuadrados de una vivienda.

– El impacto duro y el impacto blando sobre el bastidor completan los ensayos. Siempre con mejor resultado que la mayoría de los mampuestos húmedos tradicionales.

Sobre esta base de conocimientos de comportamiento de la tecnología del bastidor, el estudio Barroso-García Pezzano Arquitectos propuso una alternativa más de las tantas desarrolladas, con la premisa de trabajar con un solo bastidor para todas las superficies verticales y horizontales, de la envolvente externa y también de las particiones internas, entrepisos, basamento y cubierta.

Los bastidores horizontales están realizados con secciones de madera de 2” x 6” cepilladas. Sección estimada en milímetros 40×140.

Basamento

  1. La decisión de utilizar una sección mayor en los parantes y soleras se basó en la solución de la fundación diseñada, de apoyo sobre pilotes individuales.
  2. Como en los otros casos, la trama del bastidor se revistió con un multilaminado de uso externo de 15 mm.
  3. Todas las uniones fueron realzadas con clavos espiralados.

Entrepiso

  1. Se utilizó la misma tecnología que en el basamento.
  2. En ambas situaciones la intención original era dejar el propio multilaminado como piso, al menos en las primeras temporadas. La obra se hacía con recursos limitados.
  3. Por problemas en el estibado en obra, se decidió darle terminación con un piso de madera machihembrado de pino de una pulgada.

Las piezas de los bastidores quedan a la vista en el caso del entrepiso y techo. Las maderas de los bastidores de pino resinoso no requieren ninguna selección particular. No se requiere ninguna calidad especial, pero se deben evitar nudos que afecten el funcionamiento estructural, y la madera con exceso de humedad que pueda originar deformaciones de los parantes y/o las soleras.

En los bastidores de los basamentos, se utilizo madera impregnada con CCA (cobre/cromo/arsénico) con 8 kg/m3, sometida a vacio y presión. El multilaminado es de 15 mm de espesor. Del tipo denominado fenólico para uso exterior. En principio queda a la vista en todos sus usos, en algún caso, como el basamento hasta la colocación del piso definitivo, en cielo raso y en el exterior hasta la colocación de un siding definitivo.

Las uniones de clavado entre parantes y soleras se realizó con un mínimo de dos clavos espiralados de 4” pulgadas o unión equivalente. La fijación de los multilaminados de 15 mm, se hizo con clavos espiralados cincados, para evitar los problemas de oxidación en el caso de los usos de intemperie.

Entre placa y placa se dejó una distancia de 3,1 mm (espesor del clavo) para el posterior sellado y dar la posibilidad de movimiento.

Producción de los bastidores

Los bastidores fueron realizados en un taller en la ciudad de Montevideo, donde el estudio envió toda la documentación para su realización. Se visitó en dos ocasiones el proceso de elaboración.

Transporte

Cada cubo de aproximadamente 5,00 x 5,00 x 5,00 metros que integra una vivienda (son tres escalonadas, y suman unos 125 metros cúbicos), se realiza con 29 bastidores de 2,44 x 2,44 en su basamento, entrepiso, cubierta, tabiques exteriores y divisorios. Con una superficie total de 177 metros cuadrados.
El peso por metro cuadrado de cada bastidor de base de 2” x 4” de sección es de 16 kilogramos, con un total de 106 kilogramos por bastidor emplacado. Con
un peso total por vivienda de 2.800 kilogramos. El peso global ajustado resulta de algo menor.

El volumen de transporte es de 18 m3 por vivienda. Las tres viviendas pesaban 10.500 kilos y tenían un volumen de 64 m3. Un semirremolque cargado liviano era sufriente para llevar a obra las tres viviendas.

Acopio en obra

Los bastidores se ubicaron en pilas de dos metros, apoyados sobre vigas de madera que aseguran su separación del piso y cubiertos con polietileno de 150 micrones

Montaje

Con una reducida dotación de 3 o 4 operarios no experimentados, sin pluma ni otro equipamiento especial, en poco más de 30 días los volúmenes básicos ya estaban montados.

Fundaciones

Los cimientos se resolvieron con pilotes de hormigón de 20 cm de diámetro ubicados en una cuadricula de 2,44 x 2,44. La parte emergente encofrada con un caño de plástico. En la cabeza, quedó en espera una varilla roscada cincada de diámetro de ¾ de pulgada. Cada pilote central, los más cargados, toma una superficie de 6 m2 en cada nivel, incluyendo la cubierta. El peso que transmite es de 300 kilos de peso propio, que se duplica con la sobrecarga. El terreno ni lo siente. Los bastidores, en este caso, se apoyaron directamente sobre la cabeza de los pilotes, no se utilizaron vigas de fundación.