Juguetes de madera para el día del niño: Imaginación, Creatividad y Aprendizaje


Siempre con la madera como protagonista, CADAMDA – La Cámara de la Madera – propone volver a conectarse con los orígenes en el ámbito lúdico infantil. Inspirados en las filosofías Wäldorf y Montessori – que promueven juguetes simples y naturales que potencian el desarrollo de la creatividad en los niños – los juegos y juguetes de madera son perfectos para disfrutar y aprender.

Según una investigación del Centro de Educación de la Primera Infancia en Connecticut, los juguetes de madera pueden ayudar a mejorar las habilidades sociales, creativas y de resolución de problemas en los niños. De hecho, los juguetes más simples – como los bloques de madera – les permiten desarrollar su imaginación porque pueden usarlos de diversas maneras. Los niños aprenden a través de los juegos, benefician su salud física y mental y les ayuda a dar sentido al mundo que los rodea, a través de juguetes simples y hechos de materiales nobles y naturales, como la madera.

En lugar de pasar más tiempo frente a las pantallas o con juguetes electrónicos, los juguetes construidos con madera resultan más saludables y recreativos. Diversas investigaciones revelan que no solo mantienen a los niños ocupados, sino que también pueden aprender y desarrollar su imaginación con elementos que quizás no tienen un uso obvio o único.

Para celebrar el #DíaDelNiño en medio de esta cuarentena, la Cámara de la Madera (CADAMDA) invita a disfrutar con ellos, inspirando su imaginación y construyendo juguetes simples y desarrollados con madera. Este material es una opción ecológica, biodegradable y apta de reciclarse. Este tipo de juegos crean una conexión directa con el mundo natural, además, pueden soportar un trato rudo y durar por generaciones. Los juguetes que están hechos de materiales naturales como la madera, con colores ricos y moldeados a mano con amor, son acogedores y contribuyen al sentido de la vida de un niño.

FILOSOFÍA WÄLDORF Y MONTESSORI: FANTASÍA, IMAGINACIÓN Y PROCESO CREATIVO

La pedagogía Wäldorf, creada por Rudolf Steiner, se basa en los principios de la filosofía antroposófica, es decir, usa un enfoque holístico como método de enseñanza. Promueve que el ser humano tiene sentimientos, imaginación, espíritu e intelecto únicos para cada persona. Esta filosofía suscita la idea de cultivar individuos capaces de relacionarse con ellos mismos como con la sociedad. Sus escuelas promueven la imaginación, las emociones, la creatividad y los sentimientos de los niños.

Los juguetes de madera Wäldorf son – en gran medida – sin forma, simples y sin muchos detalles para estimular la imaginación. Todos se pueden transformar en una infinidad de objetos: los bloques se convierten en comida o en casas, los rompecabezas se pueden usar como muebles para muñecas o caminos para autos, la mecedora puede ser un automóvil, un túnel para gatear o un asiento para leer en silencio.

Por su parte, la pedagogía Montessori – creada por María Montessori a principios del siglo XX –promueve una enseñanza que permite desarrollar el cerebro de los niños, respetando su individualidad y estimulando su autonomía. Sus escuelas están diseñadas para fortalecer el desarrollo de los niños y estimulan su concentración, creatividad, curiosidad, sentido de justicia y la inteligencia emocional.

Los juegos Montessori invitan a la manipulación de los juguetes de manera multisensorial, lo cual ayuda con su desarrollo. Son simples y hechos con materiales naturales para que puedan probar las múltiples formas de uso y jugar con todos sus sentidos. Un clasificador de círculos, triángulos y cuadrados podrían ayudar a distinguir formas y colores; una caja de herramientas podría ser útil para aprender arreglar las cosas o los bloques matemáticos para clasificar los colores del anillo, contar el número de piezas, nombrar colores y colocar el anillo.

Actividades recreativas en el #DíaDelNiño para construir con madera

Inspirados en la filosofía Wäldorf y Montessori, CADAMDA comparte algunas ideas simples para hacer con madera en el #DíaDelNiño y así construir juntos y en plan familiar. La Cámara recomienda usar la madera de pino debido a que permite realizar tallados y entramados de diseño y es muy fácil de conseguir, pintar, barnizar, etc.

PROYECTO BLOQUES DE MADERA PARA JUGAR

Materiales:
– Tablas, listones y varillas de madera de pino a gusto y de acuerdo a la magnitud que se desea para el proyecto
– Marcadores, acuarelas, témperas y todo tipo de opciones de los colores para pintar
– Lijas
– Barniz o laca para finalizar el trabajo
– Sierra para cortar y cinta métrica.

Paso 1

Corte la madera en trozos de 1½ y 3 con una sierra de corte para crear bloques. Después de hacer cada corte, es importante lijar todas las superficies para que estén completamente lisas, asegurando que las manos pequeñas no se astillen.

Paso 2

Hay tantas opciones a la hora de diseñar y personalizar estos bloques. Para el primer conjunto de bloques crear un patrón geométrico moderno. Para crear diseños geométricos similares, use un cuadrado combinado y un lápiz para hacer guías para dibujar (o pintar) formas en los bloques.

Paso 3

Use un marcador o pintura para dibujar puertas, ventanas, techos, farolas, personas, mascotas, etc. También puede usar un marcador, pero las líneas no son tan nítidas y el color no es tan opaco.

Paso 4

Para establecer el diseño (de los marcadores o la pintura) y dar a los bloques un acabado agradable, pinte una capa de acabado satinado sobre el diseño. Siga las instrucciones en la lata y permita que la pintura se seque completamente antes de que los bloques entren en contacto con los niños.