La revolución del Kiri, una madera cultivada que es tendencia mundial


1

Es una especie de rápido crecimiento de gran adaptabilidad, resistente a plagas y de gran belleza ornamental. Presta servicios ambientales como recuperación de suelos, captura de CO2 y producción de oxígeno. Su madera es de agradable tonalidad, libre de nudos y con propiedades únicas como su bajo peso y su impermeabilidad, que la hacen ideal para uso exterior e interior.

Originario de China la Paulownia o Árbol Emperatriz, se conoce comúnmente como Kiri, una especie de rápido crecimiento que puede lograr hasta 25 metros de altura y se cultiva en distintas regiones del mundo. Este árbol de elegantes proporciones, se hizo muy popular como ornamento en jardines y plazas de Japón, desde donde se difundió a Europa en 1834 y más tarde al continente americano.

Con el tiempo se descubrió además que este árbol de bella estética, tiene grandes propiedades madereras. Su madera libre de nudos, es fácil de trabajar, resiste cuarteaduras y torceduras y pesa tres veces menos que las maderas convencionales. Además se sabe que el kiri es impermeable e imputrescible, por lo que es ideal para exteriores.

Entre sus múltiples aplicaciones, su madera se utiliza para carpintería en general, construcción de muebles, armarios, construcción de aviones pequeños, puertas, ventanas, paneles, instrumentos musicales, juguetes, artesanía, construcción ligera, vigas decorativas, postes, cabañas de troncos, molduras, madera contrachapada, cajas, embalajes, pallets, molduras y marcos, entre otros usos.

En Argentina por ejemplo existen plantaciones en la ciudad de Posadas, Misiones, donde la especie hace varios años que se viene plantando con fines madereros.

Otra de las grandes virtudes es el beneficio ambiental que brinda el Kiri, es una de las especies que más oxígeno produce y más dióxido de carbono captura de la atmósfera (absorbe un promedio de 10 veces más dióxido de carbono que otras especies), contribuyendo a mitigar el cambio climático. Además tiene una gran capacidad para recuperar suelos pobres. En Texas, EE.UU. por ejemplo, están utilizando este árbol para purificar y recuperar suelos infértiles para luego ser utilizado en usos agrícolas.

 

PROPIEDADES DE LA MADERA DE KIRI:

  • La madera de kiri es casi tan ligera como la madera de balsa (su densidad es de entre 290 y 250 kg/m3), pero es mucho más resistente (el doble, aproximadamente).
  • Esta excelente relación resistencia-peso hace que algunos consideren esta madera análoga al aluminio, por lo que sustituye a la de balsa en la aeronáutica, en determinados aviones pequeños que siguen utilizando madera a modo de núcleo en algunas de sus piezas.
  • Igualmente, este bajo peso específico hace que el kiri sea ideal para el mobiliario de embarcaciones y de casas rodantes.
  • Esta baja densidad del kiri lo convierte también en un buen aislante, tanto térmico, como acústico.
  • Ademas es impermeable e imputrescible, por lo que es ideal para exteriores, utilizándose como estacas o postes pequeños si se hacen talas de uno o dos años, o más si el tamaño de los postes lo requiere.
  • Su madera es libre de nudos, es fácil de trabajar, resiste cuarteaduras y torceduras y pesa tres veces menos que las maderas convencionales.
  • Tiempo de secado muy corto, 20-40 días al aire libre (hasta 12% humedad).

 

BENEFICIOS AMBIENTALES DE LAS PLANTACIONES DE KIRI:

  • Consume más CO2 y produce más O2, que el resto de las especies arbóreas debido a sus grandes hojas y características metabólicas. Un árbol de Paulownia captura un promedio 21,7 kg de CO2 y devuelve 5,9 kg de O2 al día, una cifra superior a cualquier otro árbol conocido en hasta casi diez veces.
  • Es uno de los árboles de más rápido crecimiento, llegando a crecer hasta 2 cm/día, logrando una altura de 6 m en un tiempo de entre diez meses a un año y medio, observándose una etapa inicial muy acelerada y sorprendente. En sólo un mes o algo más, en condiciones favorables, puede alcanzar la altura de una persona promedio, y su altura total, algo menos de 30 m, la alcanzará en un período de entre seis y siete años.
  • Es una especie notablemente resistente a plagas y enfermedades. Esto se debe a su bajo contenido de aceites y resinas.
  • Se adapta a suelos pobres, empobrecidos por sobrecultivo, contaminados con sustancias sintéticas o hidrocarburos, y recupera sus propiedades aportando nitrógeno y oxigenándolos, por la acción expansiva de sus raíces de desarrollo vertical y profundo. Atrae gran cantidad de microorganismos y fauna edáfica en mayor grado que otras especies, lo cual contribuye a restablecer el ecosistema del sustrato.
  • Tolera muy bien las sequías y el fuego, habiendo sobrevivido íntegro a temperaturas de 425 °C. Favorece la permeabilidad y la retención hídrica del suelo, como la mayoría de los árboles pero en mayor cantidad.

 

OTROS USOS DEL KIRI

Sus hojas sirven para hacer té rico en proteínas y nitrógeno y las flores dan un agradable sabor a cualquier ensalada.