Revolución de la construcción sostenible tiene a la madera como protagonista


Las casas de madera son opciones de viviendas más ecológicas y rápidas de fabricar que el sistema tradicional de construcción húmeda. La madera, no sólo es parte de la naturaleza, sino que su utilización es beneficiosa para el medio ambiente. Materiales naturales, no derivados del petróleo ni de la minería, reciclables y biodegradables, son los que conforman este tipo de viviendas, que son consideradas las más ‘ecológicas’.

En el círculo virtuoso de sostenibilidad de la madera utilizada en una vivienda, se encuentra el carbono que el árbol capturó a lo largo de su vida que lo quitó del medio ambiente y por muchos años permanece secuestrado en una viga, una ventana o cualquier elemento de madera. A esto hay que sumarle la energía y el impacto en el ambiente que demandan otros productos como el aluminio, hierro, cemento, ladrillos, plásticos, entre otros.

Entre los tipos de madera que podemos disponer para construir una vivienda se encuentran las de bosques cultivados (pino, eucaliptus, alamo, saluce, paraiso, entre otras). Es decir que mediante prácticas cada vez más sustentables y certificadas por sostenibilidad ambiental, social y económica, garantizan acceder a un producto renovable y reciclable. En el caso de las maderas duras nativas también puede certificarse y dar una garantía al consumidor.

La certificación forestal es una herramienta que surgió hace unos 20 años a nivel internacional y ya se ha posicionado como un valioso aporte al consumidor y a la sociedad para garantizar el origen responsable.

[maxgallery name=”revolucion-de-la-construccion-sostenible”]