14 provincias firman convenios para construir con madera en Argentina


La Nación autorizó a utilizar dinero del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) para construir con madera, material que podrá utilizarse en viviendas y escuelas, no solo en la estructura sino también en el equipamiento. Desde la Apicofom indicaron además que se eliminará el requisito de contar con un Certificado de Aptitud Técnica (CAT) para construir viviendas de madera.

La utilización de madera como material para construir viviendas financiadas por el Fonavi fue uno de los temas abordados durante la reciente reunión de la Mesa Forestal, integrada por representantes del sector privado y de distintas áreas de los gobiernos nacional y de las provincias forestales. Pedro López Vinader, presidente de la Apicofom –cámara que nuclea a los empresarios de la zona sur de Misiones y norte de Corrientes- indicó que se está avanzando para que al menos 10 por ciento de las viviendas financiadas por la Nación utilicen madera como material principal.

Resaltó que la Nación ya autorizó a los institutos de vivienda a utilizar dinero del Fonavi para construir con madera y que institutos de 14 provincias ya firmaron convenios para utilizar ese material. Indicó que también se incluirá la posibilidad de usar madera como material de construcción en los pliegos licitatorios para construir y equipar escuelas.

Anticipó además que a partir de fin de año no va a ser necesario tener un Certificado de Aptitud Técnica (CAT) para construir con madera, ni para tramitar créditos hipotecarios. “A la madera se la va a tratar como a un material más, lo que implica un gran paso para simplificar mucho los trámites para construir con madera”, dijo.

Créditos hipotecarios

El sector también apunta a extender el uso de madera en las construcciones privadas, en ese sentido María Cristina Rynndzyk, gerente de la Apicofom, explicó que fueron aprobadas las líneas de créditos para la compra de las casas de madera tal cual se anunciara tras la visita a Misiones del presidente del Banco Nación, Javier González Fraga.

“Tuvimos una reunión con varias instituciones relacionadas, aseguradoras, bancos y demás, para mostrarnos la línea de créditos que tienen autorizadas. Son créditos hipotecarios a igual nivel de los que se ofrecen para la adquisición de las viviendas de mampostería. Tienen una financiación hasta 30 años. En cuando a los requisitos, son los que suelen pedirse para estos préstamos y en este caso en particular para las viviendas de madera determinadas certificaciones técnicas que garantizan calidad y durabilidad, además de los planos aprobados por la municipalidad”, explicó.

En cuanto a los tiempos de construcción, indicó que una vez que estén aprobada la documentación correspondiente, y la plantea en el terreno previamente nivelado, el montaje se realiza en una semana. “Quizá desde la compra hasta contar con la vivienda no sean más que cinco meses”, aseguró.

FUENTE: Misiones Online