Cómo elegir muebles de madera que resistan a la intemperie


Los tipos de madera que duran más al aire libre y todos los trucos para detectar un buen producto.

La construcción en madera es un bum en todo el mundo. Y los muebles de ese material se están convirtiendo en los es el preferidos también. Sobretodo ahora que los días cálidos y soleados típicos de la primavera y del verano invitan a pasar más tiempo al aire libre y la pandemia nos obliga a aprovechar los lugares aireados.

Ante la decisión de muchas familias de pasar las vacaciones 2021 en casa, surge la idea de aprovechar los lugares que conectan con la naturaleza. La es clave para disfrutar de esos espacios es tener un mobiliario funcional y resistente a las condiciones climáticas.

En los catálogos hay una variedad de modelos de sillas, mesas, sillones, reposeras, macetas, bancos y todo tipo de accesorios que no pueden faltar en el armado de estos rincones.

Juego de comedor en madera de teca, mueble súperresistente para el exterior. Foto Gentileza Cadama.

Los precios también son variados: hay desde sofás individuales a $ 25 mil o de tres cuerpos a $ 45 mil, hasta juegos de living con sillón individual, sofá esquinero y mesas lateral y de centro a $ 599 mil. Los realizados en pallets, en tanto, están entre $ 2.400 (banquetas) y $ 5.500 (sillón).

Más allá de los precios, la demanda es altísima. “El sector maderero está viviendo un boom”, asegura Carlos Comastri, dueño de la empresa Debois Concept.

El interés es tan alto que muchas firmas están programando entregas para enero o febrero porque no tienen stock como sucede con la construcción de piletas.

Muebles de la colección Natura, en madera de incienso con tratamiento Osmo. Foto Gentileza Fontenla.

“No es nuestro caso”, aclara Comastri y explica que como adelantaron la producción no tienen problema. “Estamos entregando a los 15 días, que es el tiempo del lustre”, especifica.

¿Qué maderas conviene elegir? Las ideales son las que tienen los poros cerrados (iroko, bangkirai o teca) para ahorrar esfuerzos de mantenimiento y preocupaciones.

Daniel Lassalle, gerente comercial de La Cámara de la Madera (Cadamda), asegura que “la madera de incienso es la mejor opción para la intemperie, ya que su calidad soporta muy bien los agentes climáticos”.

El modo de fabricación, la firmeza de los encastres y la buena terminación de los muebles hacen que la madera sea la opción ideal para decorar el jardín o los espacios abiertos del hogar”, sostiene Lasalle.

Sillón realizado con palets de madera reciclados y pintados (Las Roxis).Foto Gentileza Las Roxis.

Además, agrega que “los realizados en madera de guatambú son otra propuesta, aunque hay que reconocer que son menos resistentes”.

En cuanto a la tendencia, Comastri comenta que “la más novedosa es la línea nórdica, con madera torneada. Los muebles están realizados en incienso macizo, lustrados con laca de poliuretano natural”.

También existe una línea más clásica, conformada por camastros de líneas rectas, hechos en madera de incienso y con almohadones con lona acrílica o náutica, de alta densidad.

A tono con la demanda, la marca Fontenla sumó una línea a su portfolio: Natura. La definen como una colección de “muebles para disfrutar” que incluye mesas auxiliares, living y comedor completo.

Sillón y mesa baja en madera de incienso torneada, muebles para disfrutar del aire libre. Foto Gentileza Debois Concept.

Son piezas elegantes pero frescas, realizadas en madera de incienso con tratamiento Osmo (que la hace resistente a la intemperie, al sol y a la lluvia). Y están tapizadas con telas náuticas impermeables.

Otra opción son muebles realizados con pallets reciclados de madera de saligna o pino. La marca Las Roxis incluye sillones de uno y dos cuerpos; mesas ratona y de arrime; banquetas altas y barras. Para resistir la intemperie se entregan barnizados o pintados a gusto del cliente.

Fuente: “Clarin