Construcción con Madera en Uruguay.


Casa Quirquincho en Maldonado

La vivienda, realizada por el taller-estudio WO en Uruguay, plantea una serie de desniveles para adaptarse a la forestación del terreno. La casa se apoya sobre una platea seca de hormigón.

 

Casa_Quirincho_int

En esta vivienda en Maldonado, Uruguay, el Estudio WO debió resolver diversas variables de tipografía y forestación como también de índole programático lo cual definió la impronta del proyecto. La madera dio larespuesta ideal a las diversas premisas de este encargo resolviendo con gran simplicidad todos sus aspectos.

“Tiempo atrás, una pareja había adquirido el solar ubicado en una zonaagreste de la localidad de Punta Ballena (10 km al Oeste de Punta del Este), buscaban un lugar de descanso donde poder tomarse tiempo para leer y pensar. El predio elegido de grandes extensiones contaba con una pronunciada pendiente, creaba en sí mismo un espacio introvertido a raíz del entorno boscoso”, detallan los autores.

La vivienda debía responder a las funciones elementales de este tipo de programa haciendo hincapié en generar espacios que permitiesen conectar con el bosque, manteniendo una relación ambigua de apertura y cobijo. Esta situación condujo a los proyectistas a tomar una serie decisiones.

Primero, el emplazamiento debía responder a una lógica simple, abrirse hacia un bosque muy íntimo, de modo que el entorno prácticamente “se tragaría a la extrovertida casa” que intentaría ser permeable al mismo. En consecuencia, la implantación demandó un minucioso estudio para “acomodarse” entre los árboles. “Implantamos un volumen cerrado (dormitorios más cubierta transitable) que cortase con la pendiente y los vientos del SE”, aportan los arquitectos.

Una plataforma nivelada permite balconear próximo a la altura de las copas de los árboles más lejanos. Un siguiente nivel alberga un pequeño estudio (sobre el estar) con vistas con mayor profundidad y, además, sirve de conexión con la terraza generada por el techo del volumende los dormitorios.

“El resultado es una variedad de espacios que permiten distintas lecturas del bosque, dan oportunidad de apropiarse y conocer las cualidades de cada rincón dependiendo de la estación de año, dirección del viento y la hora del día”, explican los proyectistas. La elección de la tecnología, sistema de bastidores sobre plataforma seca, permitió resolver con eficacia los desniveles del sitio como su adaptación a la forestación existente. Por otro lado, la construcción se basó en el principio de prefabricación. Los diferentes elementos que constituyen la envolvente de la vivienda se realizaron en un taller (casa-parte) para posteriormente ser montados en el sitio.

Materialización

La casa fue proyectada y realizada prácticamente en su totalidad en madera. Tanto su estructura como las aberturas y la mayor parte de los pavimentos y revestimientos son de variadas especies producidas en el medio local. El sistema constructivo permitió la fabricación en taller de las piezas estructurales con parte de las instalaciones, logrando mayor precisión en los detalles y mejores tiempos de ejecución, impulsando la prefabricación con calidad.

Algunas de las ventajas de materializar una construcción con estrategia de prefabricación. Las casa-parte se realizan en un taller: bastidores, paneles de piso, carpinterías, etcétera. Y en forma paralela se ejecutan las fundaciones en el sitio. En ese caso, las fundaciones están materializadas en hormigón y sobre las mismas se apoya el basamento seco compuesto por vigas de madera y tableros de multilaminado.

En consecuencia, se obtiene una reducción en los tiempos de obra y el empleo de mano de obra que no requiere una exigente capacitación, ya que las tareas de montaje en seco son sencillas.

Se puede afirmar que cualquier obrero carpintero de encofrados de hormigón posee sobrada habilidad para ejecutar una construcción con bastidores. Una vez materializado el basamento de madera, sobre él se colocan los diferentes bastidores que componen los muros de la vivienda.

Como es ya una constante en este sistema, los bastidores se forran en tableros de multilaminado (en este caso), o de OSB para tomar los esfuerzos laterales y dar rigidez al conjunto. Al tiempo que dan soporte al aislante hidrófugo que se aplica directamente sobre él mediante pequeñas grampas. Sobre este, un enlistonado horizontal lo separa del siding (revestimiento exterior) de tablas verticales.

Otra ventaja de la construcción en seco respecto de la tradicional húmeda son los tiempos de secado y fragüe. En el caso de las estructuras, a diferencia de las de hormigón, las de madera se pueden cargar inmediatamente. En el caso de los muros, al carecer su ejecución de la presencia de agua permite que una vez realizados puedan recibir las terminaciones. Por el contrario, en las mamposterías revocadas siempre es recomendable dejar pasar un tiempo prudencial para eliminar la humedad contenida antes de poder realizar los revestimientos de pinturas.

Con los pisos de madera sobre contrapisos húmedos pasa algo similar: sedebe esperar a que el mismo elimine su humedad para poder aplicarlos. Mientras que con las plataformas o entrepisos en seco esta tarea de aplicación de solados de madera se puede ejecutar de forma inmediata.

[maxgallery name=”casa-quirquincho”]