Crean una supermadera: científicos descubren como convertir cualquier tipo de madera en un material tan fuerte como el acero


Con un proceso muy sencillo que consta de hervir la madera en un componente químico y luego prensarla, se obtiene una resistencia de al menos 10 veces más difícil de romper, 20 veces más rígida y 50 veces más resistente que antes de tratamiento.

Un grupo de científicos de Washington D. C descubrió un nuevo proceso para poder transformar cualquier tipo de madera en un material más fuerte que el acero, y que incluso más que algunas aleaciones de titanio. Ya se sabía que algunas variedades de madera, como el roble o el arce, son notablemente resistentes, pero estamos hablando de un método barato y sencillo para endurecer cualquier otro tipo.

Se trata de una nueva técnica para densificar la madera sin ablandarla ni que esta vuelva a su estado original, la cual ha sido desarrollada por el equipo de Liangbing Hu, un científico de materiales de la Universidad de Maryland, y publicada en la revista Nature. Con ella no sólo se podría revolucionar industrias como la construcción, sino también llegar a crear placas resistentes a las balas.

Esto lo han conseguido con un “sencillo” proceso de dos pasos. En el primero, sólo hay que hervir la madera en una solución de hidróxido de sodio y sulfito de sodio. Con este proceso, según los investigadores, se puede eliminar parcialmente la lignina y la hemicelulosa, dos polímeros naturales que participan en el endurecimiento de las paredes celulares de las plantas, mientras dejan casi intacta la celulosa de la madera.

A continuación, la madera resultante se prensa, y se mantiene esa compresión mientras la calientan. Con ello le aplican una combinación de presión y calor que hace colapsar sus paredes celulares y fomenta la formación de enlaces químicos que fortalecen el material a escala nanométrica.

Mediante este proceso, los investigadores han conseguido crear una madera comprimida tres veces más densa que la que no ha sido tratada. Y lo que es más, la madera resultante es 10 veces más difícil de romper, 20 veces más rígida y 50 veces más resistente a la compresión. Con ello, se obtiene una supermadera tan versátil, moldeable y resistente que podría competir con aleaciones de acero.

Lo mejor de todo es que este material puede crearse de una manera mucho más económica que las aleaciones de acero, ya que la madera es una materia prima que crece literalmente de los árboles. Y si te preocupa la humedad, uno de los grandes problemas de la madera, los resultados del equipo de Hu muestran que su supermadera también es prácticamente resistente a ella.

A los investigadores todavía les quedan varios retos por delante, como conseguir escalar y acelerar el proceso de creación de la supermadera. Sin embargo, se muestran optimistas afirmando que no debería haber razones prácticas para que esto no se pudiera hacer, y piensan en posibles aplicaciones como la industria, la construcción o la creación de armaduras low-cost.