FRANCIA: Vivienda Bioclimática Panelizada es un modelo a seguir


1

Diseño y conciencia medioambiental, conceptos perfectamente ligados por el equipo de arquitectos franceses del estudio Tectoniques.

Construida en las cercanías de la ciudad de Lyon (Francia) se encuentra uno de los proyectos del estudio de arquitectura francés Tectoniques. Una vivienda unifamiliar conocida como Villa B, ‘B’ de Bioclimática, una casa sencilla, compacta y de alta eficiencia energética.

Para construir esta vivienda prefabricada se utilizaron paneles de madera con un revestimiento de alto rendimiento también en madera, vidrios triples y cubierta verde, entre otros atributos que la convierten en una verdadera vivienda bioclimática. Un proyecto que no solo atrae por su eficiencia, sino porque su diseño mantiene un equilibrio perfecto entre el paisaje y las necesidades del cliente.

El equipo de arquitectos del estudio Tectoniques, maximizó el rendimiento térmico y ambiental de la casa a lo largo de un eje de norte a sur, con una gran fachada sur acristalada que aprovecha la luz solar natural. La casa fue construida usando métodos de construcción en seco y cuenta con un marco de madera modular prefabricado y colocado sobre una losa de hormigón con revestimiento de madera de alerce (larix) que recubre el exterior de toda la casa.

Grandes ventanales dispuestos en fachadas opuestas ofrecen vistas ininterrumpidas a través de la planta de la casa e incorporan las puertas que conducen a patios a ambos lados, y sobre estas, persianas regulables funcionan como un parasol para regular la cantidad de luz solar que alcanza el interior durante los meses más cálidos.

Para el acondicionamiento de la vivienda se ha elegido ventilación de doble flujo, la cual es suministrada por un intercambiador de calor de tierra-aire que se encuentra a una profundidad de entre 2 y 2’50 metros al norte de la casa. Este suministra aire a una temperatura constante de 12° C. En cambio para su calefacción es proporcionada principalmente por suelo radiante en la planta baja y planta alta. La energía requerida para su funcionamiento es suministrada por paneles solares y una caldera de gas de condensación. La radiación solar natural ayuda a subir la temperatura en días fríos pero cuando llega la noche o picos de temperatura por debajo de lo deseado, una estufa de leña ofrece una ayuda extra.

En cuanto al interior, el material principal ha sido la madera que se luce en el moderno diseño de los muebles y las alacenas de la cocina, construidas partir de paneles de madera clara. El piso es de cemento alisado y las paredes de placas de yeso, detalles que mantienen los espacios más amplios y luminosos.
La vivienda posee un total de cuatro dormitorios y dos baños en planta alta que se organizan alrededor de un espacio central de circulación en la parte superior de las escaleras, más una cocina y salón comedor en la planta baja.

Fuente:arquitecturayempresa