¡Increíble! Antigua iglesia de madera de 147 años se convierte en una elegante casa en Australia.


Esta fantástica obra de restauración ubicada en Brisbane, Australia, es un proyecto del estudio Willis Greenhalgh Architects. El edificio fue construido originalmente en 1867 como la iglesia local y con el paso del tiempo fue desafectado de la actividad religiosa y puesto a la venta.

La construcción de esta edificación fue realizada íntegramente en madera y su estructura resistió perfectamente el paso del tiempo y el abandono, ¡nada menos que 147 años!. Cuando el comprador adquirió la propiedad decidió mantener este edificio histórico y realizar una osada propuesta al estudio de arquitectos: Restaurar la propiedad para convertirla en una casa lujosa.

Este antiguo edificio se ha sometido a un intenso lavado de cara y ahora es una vivienda de calidad muy acogedora que roba las miradas de todo el vecindario. La casa cuenta con una gran cocina gourmet incorporada dentro de su amplio salón, que tiene techos elevados y por ejemplo conserva las vigas del techo originales de 1867.

También posee una bodega y una piscina de agua salada que imita al mar en la planta baja, que está muy bien decorada al estilo contemporáneo. En la planta superior hay tres dormitorios, un despacho y una sala de cine. Esta casa consigue impresionar positivamente con sus paredes blancas, suelos de madera de alto brillo y precioso mobiliario.

Sin dudas esta obra de arte echa por tierra el mito sobre lo efímero de las viviendas de madera, después de 147 años sólo se cambiaron tablas de la fachada y otras partes de menor importancia, aunque la estructura original está intacta y se ha convertido en el alma de esta increíble y única vivienda australiana.

[maxgallery name=”iglesia-australia”]