La madera es uno de los materiales con mejor tolerancia a los incendios.