La madera es protagonista absoluta en una casa de playa australiana


La consigna era clara: construir una casa de playa cómoda, acogedora y diferente utilizando madera para darle exclusividad, protagonismo y contribuir con la sostenibilidad ambiental. El proyecto fue encargado al prestigioso estudio australiano John Wardle Architects, expertos en el uso de la madera en la construcción.

Con fantásticas vistas al mar y cielos de un azul claro, esta hermosa casa de madera se encuentra sobre una hermosa playa en Queenscliff, Victoria, Australia. John Wardle Architects ha creado una casa de apariencia inusual que utiliza listones de madera largos para crear un efecto de gran fortaleza en el exterior.

En el exterior además del recubrimiento alistonado puede observarse un cerco de madera perimetral que da privacidad a la piscina en caída que tiene una forma oval con un bello deck que la rodea.

La cara que mira hacia el mar tiene grandes ventanales y un balcón acristalado con vistas al horizonte. La decoración es actual y simple combinando perfectamente lo moderno con lo rústico.

En el interior el uso de la madera se potencia aún más con la utilización de diversos pisos de madera, algunos con finos acabados y otros más rústicos que se confunden con los cielos rasos de similar acabado. Varias paredes están revestidas con tableros enchapados en tonos claros que hacen juego con el mobiliario.

La gran sala de estar de planta abierta es uno de los puntos fuertes de esta casa, ya que los grandes ventanales que se disponen desde el suelo hasta el techo ofrecen unas hermosas vistas al océano azul, mientras que el amplio espacio interior ofrece sitio cómodo para relajarse. Otra gran característica de la casa es la pared de mimbre que oculta la escalera. Esto aporta un acabado muy natural a la casa y crea un ambiente cálido y acogedor.

Sus propietarios están enamorados de la vivienda de playa y disfrutan allí de salidas de pesca, del surf y de de memorables vacaciones.

[maxgallery name=”casa-australiana”]