MADRID. Lujo y eficiencia energética. Lanzan a la venta departamentos sustentables de 2 millones de euros


Una conjugación de lujo y eficiencia energética con un valor cercano a los 2 millones de euros y un promedio de 200 m2 cubiertos, es el resultado del nuevo edificio en madera de 19 metros de altura en la ciudad de Madrid, España. El último proyecto del estudio de arquitectura español Ábaton, cuya estructura está hecha con tableros de madera laminados y que ostenta ser hasta el momento, el más alto de región de estas características.

La obra se ubica en el coqueto barrio de El Viso (distrito de Chamartín), el innovador edificio se compone de cuatro viviendas de lo más exclusivo. Cada uno de los apartamentos en dúplex tiene una superficie promedio de 200 m2 y un precio de entre 1,68 y 1,97 millones de euros.

La madera, un material de construcción milenario se impone nuevamente y parece estar a la vanguardia de la construcción mundial. Provisto de productos de madera certificados provenientes de bosques cultivados, es más ligera que los costosos y pesados materiales tradicionales como los ladrillos, el acero o el hormigón armado. En este caso se trata de paneles de la madera laminados o CLT (Cross Laminated Timber), que en su proceso de fabricación es pegada a unos 90 grados y entre otras virtudes es resistente al fuego y muy fácil de manipular.

“Estamos convencidos de que la prefabricación con elementos y estructura de madera, serán el sistema constructivo del futuro, no sólo por calidad de vida sino por el respeto al medio ambiente. Hay enormes ventajas como la eficiencia energética y la conservación forestal además de la reducción de los plazos de construcción, la mejora en el ratio de superficie útil/superficie construida y el aporte al confort de las personas que viven en edificaciones realizadas con elementos naturales”, opinan Nacho Lechón, arquitecto, socio director técnico del estudio Ábaton, y Camino Alonso, arquitecta, socia y directora creativa.

“El CLT es el material del futuro, tiene por ejemplo mejor resistencia que el acero o el hormigón al fuego, algo que a simple vista es difícil de creer pero que numerosos estudios internacionales han dejado muy claro. Estamos utilizando madera, un material tradicional del pasado que vuelve de la mano de la tecnología presente y sorprende al mundo” afirmaron los arquitectos responsables de la obra.

Los suelos de roble y la estructura de madera del edificio evitan los puentes térmicos, multiplican la superficie útil, hacen posible una construcción con tableros de madera CLT (más rápida y más sostenible, con menor emisión de CO2 y con un consumo futuro de los habitantes del edificio muy inferior al de una vivienda estándar. Los modernos materiales aislantes que tiene tras una fachada de chapa de zinc acanalada completan el aislamiento de un edificio que trata de cuidar el confort de sus inquilinos y la conservación del medio ambiente con lógica y sin temor a mirar hacia atrás para encontrar en la actualización de los materiales una vía de futuro.

El edificio transita su última etapa de construcción y se espera que en unos meses tiempo ya esté finalizado. Al momento ya se han vendido la mitad de estas exclusivas unidades.