Edificios de madera en Chile: se presentó ambicioso plan de viviendas sociales


En Chañaral parte construcción de primeros edificios en madera del país

Este primer conjunto habitacional beneficiará a 260 familias damnificadas, en tanto que el segundo barrio para 145 familias se levantará en El Salado.

Atacama se convertirá en la primera región del país en contar con “barrios ecosustentables”, conformados por modernos edificios de madera, que se ubicarán en las localidades de Chañaral y El Salado, donde hace un año cientos de familias perdieron sus hogares arrasados por los aluviones, según destaca el reportaje publicado por la Corporación Chilena de la Madera (Corma).

El 24 de marzo recién pasado, el intendente regional, Miguel Vargas, junto a familias beneficiarias y autoridades del Ministerio de la Vivienda y personeros regionales, colocaron en Chañaral la primera piedra del que será el primer Barrio Ecosustentable del lugar, emplazado en una zona segura y permitiendo a las familias mantenerse en la comuna. Este primer conjunto habitacional beneficiará a 260 familias damnificadas, en tanto que el segundo barrio para 145 familias se levantará en El Salado.

El conjunto llamado “Oasis de Chañaral” se diseñó teniendo a la vista las necesidades de las familias damnificadas y las condiciones ambientales de la zona y se construirá con una avanzada tecnología de construcción en altura con madera. Contará entre otras innovaciones, con terrazas, paneles fotovoltaicos para obtener energía eléctrica y paneles solares para tener agua caliente, reciclaje de aguas domésticas para regar plazas y huertas comunitarias, urbanización de alto estándar y áreas verdes.

Nuevos barrios

A este barrio seguirá próximamente otro de similares características en Talcahuano en la Región del Biobío. Este año se llamará a licitación para construir 14 edificios de cuatro pisos de altura desarrollados íntegramente en madera, posados sobre un primer piso de hormigón, para poder responder a la normativa de protección de tsunamis.

El plan del Ministerio de la Vivienda considera además construir otros barrios ecosustentables con edificaciones de altura en madera en O´Higgins, sector Navidad; en Maule, San Rafael; en Aisén, Puerto Aisén; y también se trabaja con las autoridades regionales para definir localizaciones en las regiones de Los Ríos, Los Lagos y Magallanes.

La concreción de estos pioneros proyectos de edificación en altura con madera, es resultado de un trabajo conjunto entre el MINVU y el Centro de Innovación de la Madera -CIM- creado mediante un convenio entre la Corporación Chilena de la Madera (Corma) y la Universidad Católica, en el marco de la Semana de la Madera 2014, en el cual participan las empresas Arauco, CMPC, LP, JSE, Archquimental y Pizarreño. A este trabajo se sumaron durante el 2015 las universidades de Concepción, Biobío y Austral.

Corma-CIM firmó un acuerdo con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo –MINVU- para desarrollar trabajos en conjunto que permitan la construcción de edificios de hasta seis pisos en madera, en diferentes zonas del país y ejecutar barrios sustentables de vivienda social. El MINVU es el mandante, la Ditec de dicha cartera coordina a nivel nacional y las Seremi y Serviu planifican y ejecutan, respectivamente a nivel regional.

Abrir mercado

El convenio con el Ministerio de la Vivienda para el desarrollo del concepto barrios ecosustentables, se inserta en una de las principales líneas de trabajo del CIM, que es la transferencia de tecnologías, explica el presidente de Madera21 de CORMA, Francisco Lozano, quien además es gerente de Innovación de la empresa Arauco.

Añade que “las empresas que participan están ayudando a crear y desarrollar un mercado inexistente para la madera, con el cual se van a beneficiar muchos. La madera es un excelente material para la industrialización de la construcción, un aislante sobresaliente, mejora el confort de las viviendas, y cuando la construcción está bien hecha, tenemos viviendas con un estándar superior y con un recurso natural renovable”.

Considerando que la construcción de madera en Chile tiene una baja participación que no supera el 17% a 20%, los esfuerzos de esta alianza son para que aumente su uso en forma industrializada, dado que Chile es un país forestal. Pero todavía queda mucho por avanzar, dice Lozano, porque para crear ese mercado hay que generar nuevos modelos de negocios, sistemas constructivos avanzados, normas y también desarrollar capital humano en todo su encadenamiento profesional.

Barrios Ecosustentables

El director ejecutivo del CIM, Juan José Ugarte, explica que la vivienda propiamente tal tiene una característica especial que obtuvo el Premio Avonni a la Innovación en 2012, y consiste en un Diseño Envolvente o Envolvente Ventilada, donde a través de un sistema constructivo trabajado en madera, se logra una temperatura de confort sin sistemas de calefacción a gas ni de aire acondicionado.

El profesional manifiesta que esta tecnología consiste en que para obtener energía, la vivienda utiliza la energía solar y para temperatura de confort un sistema de fachada envolvente en el exterior. Este muro permite la circulación de aire por dentro lo que refresca en verano y en invierno actúa como una barrera térmica para que el calor del interior no se fugue. De esta manera, la vivienda es capaz de generar el 40% de la energía que va a consumir y tiene las condiciones para alcanzar la temperatura de confort en un 70%.

Madera con alta estándar

El seremi de Vivienda de la Región del Biobío, Jaime Arévalo, indica que la próxima construcción de un barrio con edificios de madera en Talcahuano se inserta en la política de fortalecer el uso de la madera en sus programas habitacionales. En esa senda, sostiene que un elemento que les interesa mucho, dentro del concepto de biociudades, es generar desarrollo con pertinencia, formación de comunidad y favorecer el desarrollo de los distintos territorios que conforman la región. “Podemos hacer un importante aporte a la generación de mano de obra, al desarrollo del conocimiento en el uso de la madera a través del ámbito práctico que es la construcción de viviendas con este recurso”.

En esa línea, el director del CIM, Juan José Ugarte estima que el convenio entre CIM-CORMA y Ditec, junto con desarrollar estos barrios como efecto demostrativo, al mismo tiempo permitirá innovar en las normativas de construcción para potenciar este tipo de obras en Chile.

Ciudad resiliente

El alcalde de Talcahuano, Gastón Saavedra, señala que la municipalidad y la ciudad esperan que el barrio que se levantará en la zona, “responda a los desafíos de un Talcahuano resiliente que necesita que se le garantice protección a los embates telúricos históricamente intensos en ese territorio, que resista los tsunamis y que contemple las variables estacionales locales como vientos huracanados”.

Agrega que también deben ser construcciones capaces de brindar ahorro en parafina, gas, electricidad, bajando los gastos familiares y aportando a no contaminar. “Creemos que el plan así lo considera y entonces estas edificaciones serán revolucionarias, así las entendemos”, sostiene.

Para el edil es muy valioso que el barrio ecosustentable que se construirá plantee una “innovación integral” en materia habitacional. “Contempla integración social para levantar no sólo una población, sino un barrio. Dará un salto cualitativo que colaborará en soluciones habitacionales apuntando a mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes”, subraya.

Concluye: “nosotros damos nuestro buen auspicio a este proyecto, nos satisface; creemos que es de vital importancia avanzar hacia la construcción de madera en altura”.

Apoyo Corfo

La iniciativa de reconstruir con edificios de madera en el norte cuenta con el respaldo del Programa Estratégico Industria de la Madera de CORFO. Cuaando se creó el Grupo de Trabajo Interministerial para abordar la reconstrucción de Chañaral, el Minvu contactó al programa “para ver la posibilidad de proponer una solución industrializada intensiva en madera de modo de reducir los tiempos de construcción, los costos de edificación y brindar más opciones de elección a los beneficiarios”, cuenta el presidente ejecutivo del programa, Aldo Cerda.

Esta unidad decidió aprovechar esta oportunidad ya que existía la creencia generalizada de que los habitantes del norte chileno eran adversos a construir en base a estructuras de madera. CORFO financió todos los estudios que permitieron al Minvu ofrecer una solución de ecobarrio sustentable a los habitantes de la zona, los cuales finalmente optaron por esta opción, “ya que les brindaba soluciones en menor tiempo, con 9 m2 más de superficie por vivienda y en ocho configuraciones distintas adaptables a las necesidades de cada familia”.

Tras esto, el programa articuló el desarrollo de una oferta de soluciones constructivas, tanto en la forma de constructoras que operaban por primera vez en la zona, como financiando programas de formación de capital humano para fortalecer las competencias requeridas en carpintería y ensamblaje de paneles.

El directivo subraya que este proyecto se enmarca en uno de los objetivos estratégicos del programa de Corfo que es aumentar la penetración de sistemas constructivos intensivos en madera en el sector construcción.

“Hoy – señala Aldo Cerda- la superficie construida en base a estas soluciones alcanza el 13% y nuestra meta es llegar al 2025 a un 20%. Para ello actuamos tanto a nivel de apalancamiento de las compras públicas,-como en este caso, o por la vía de un cambio de la demanda en el sector privado y para lo cual nuestra hoja de ruta considera la creación de un fondo de garantías hipotecarias que reduzca el costo efectivo de viviendas sustentables, donde los sistemas intensivos en madera tienen un mucho mejor performance relativo”, concluye.

FUENTE: lignum.cl