Madera y Decoración: El contraste como elemento fundamental. Consejos para decorar tu hogar.


Siguiendo una corriente contraria a los estilos de combinación de tonos y a la sensación de armonía, se posiciona hoy el contraste como un elemento que define la personalidad del hogar. La madera, ese elemento natural, generador de confort y armonía suele combinarse con tonos pasteles y colores cásicos; sin embargo la tendencia que se afirma en el mundo de la decoración, es lograr contrastes con colores fuertes, formas y elementos que aportan un carácter distintivo y exclusivo.

Como ejemplo, este departamento clásico, remodelado con nuevos pisos de madera logra excelentes resultados con la técnica del contraste. Se han utilizado preponderantemente formas, colores y estampados que normalmente no se suelen ver juntos. En los recibidores por ejemplo, cuelgan coloridos cuadros de las paredes pintadas con esponja. Las puertas de madera clara y los suelos de madera al tono, se encuentran con estos elementos generando una sensación de vanguardismo.

El mobiliario de madera también contrasta en cuanto a estilos ya que combina muebles rústicos con otros de estilo clásico y moderno. Sólo en el living se observa una paleta de colores que va desde el negro y blanco, hasta marrones y grises combinados con estampados en violeta, verde agua, fucsia y bordó, entre otros.

Una almohada estampada se ha colocado sobre el sofá, lo que ayuda a resaltar las intenciones reales del diseñador. En la colección de fotografías se aprecian colores en bloques y estampados que contrastan permanentemente.

La decoración se basa principalmente en la disposición, elegir un color simple y un estampado simple no es lo ideal si lo que desea realmente es presentar la disposición de una forma interesante. Combinar colores dinámicos y estampados elegantes le dan vida propia a cualquier proyecto.

En el resto de los ambientes se advierte nuevamente la madera contrastada con coloridas paredes en papel tapiz o pintura de tonos fuertes y profundos. El color suave de la madera al natural, también encuentra su lado opuesto en modernos y descollantes artefactos de iluminación.

Finalmente el baño es un ícono del contraste ya que el antebaño de diseño y decoración moderna combina un rojo profundo con el blanco y luego en la zona de la tina, los colores pasteles y neutros con elementos más clásicos, tratan de conectar a sus propietarios con la tranquilidad y la paz interior.

¿Cómo comenzar con el contraste en el hogar? Lugares recomendados Para iniciarse en la técnica del contraste de manera aficionada es ideal comenzar por los sitios de paso para no provocar agobio ni fatiga visual como ser en toilettes o un recibidor.

Colores generadores de sensaciones

Los colores fuertes generan ambientes activos, dinámicos y alegres, por lo tanto no fomentan la pasividad y concentración.

Muebles y objetos

Consejo combinar estilos, probar en ventas de garajes o remates donde pueden conseguirse muebles de corte clásico que luego pueden patinarse, lustrarse y tapizar en los colores deseados. La clave está en combinar colores opuestos en el círculo cromático.

Proporciones e intensidad No se recomienda que ambos colores se presenten en proporciones iguales, sino que uno subordine al otro en mayor presencia.

Porqué utilizar madera como base del proyecto La madera no sólo crea un clima único en cuanto a calidez, sino que también proporciona una sensación de bienestar ambiental y confort, que la convierten en un material de construcción y decoración único y diferenciado.

Esto ayuda a contrarrestar la sensación de dinamismo de los otros objetos y colores y crea un equilibrio vital en la disposición y el contraste.

[maxgallery id=”5218″]