Vigas multilaminadas de madera: El Futuro de La Construcción


El Sistema de construcción con vigas multilaminadas ha sido un gran avance en la construcción con madera, ofreciendo un amplio abanico de soluciones para ser utilizado tanto en el interior como en el exterior. Una de sus grandes ventajas es la versatilidad, porque puede llevar la barrera del diseño y la estética a lugares impensados antes de la aparición de esta solución.

Desde la irrupción de este novedoso elemento se aplicó a la construcción de todo tipo de edificaciones como viviendas particulares, edificios de altura, estadios de futbol, oficinas públicas y hasta puentes que deben soportar el peso de peatones y vehículos como camiones y omnibuses por ejemplo.

Si podemos sintetizar sus virtudes, podemos decir que el sistema de construcción mediante vigas multilaminadas se destaca por su resistencia estructural, gran resistencia al fuego, eficiencia térmica, estabilidad dimensional y una estética maravillosa.

¿Cómo se fabrican?
Las vigas multilaminadas se fabrican a partir de tablones (generalmente de coníferas) secados técnicamente, a los que se les recorta los defectos que disminuyen la estabilidad y los defectos ópticos tales como nudos, bolsas de resina y crecimientos hacia adentro de la corteza. Eliminando los puntos débiles y superponiendo capas, se obtiene un producto de alta tecnología que logra una resistencia muy superior a las vigas de madera tradicional y a otros elementos de la construcción tradicional. Normalmente estas vigas se fabrican en cualquier sección y configuración (arco, rectilíneas) para cubrir grandes luces y soportar grandes cargas.
La estructura de madera multilaminada tiene virtudes como:

– Bajo peso propio, con el consecuente ahorro en las fundaciones del edificio, facilita el transporte y montaje.
– Flexibilidad en el diseño.
– En la mayoría de los casos, una construcción libre de mantenimiento.
– Recomendada por ejemplo para interiores altos y puede ser usada cuando otro material excede sus límites de resistencia.
– Tiene una excelente resistencia al fuego (mejor que el acero)
– Se fabrica en casi todas las dimensiones y formas para cubrir todas las necesidades.

Otras propiedades de las vigas multilaminadas

Atractivas posibilidades de diseño de espacios:
Las ventajas técnicas indicadas también tienen beneficios desde el punto de vista arquitectónico y de diseño. Las vigas multilaminadas armonizan excelentemente con otros materiales, como piedra natural, hormigón, acero o cristal. Adicionalmente se pueden tratar con colores, ceras y barnices para crear efectos visuales.

[maxgallery id=”3532″]
Fácil de trabajar:
Se montan con facilidad y rapidez acortando los períodos y consecuentemente los costos de la obra.
Sin conservantes químicos de madera en el interior:
Los hongos, tan dañinos para la madera, necesitan humedad para desarrollarse. Esta humedad puede darse por descartada cuando las vigas se colocan correctamente bajo techo y en el interior.
Excelentes propiedades biológicas y efecto positivo en el ambiente:
Las vigas multilaminadas son un producto natural con extraordinarias propiedades biológicas que tienen un efecto muy positivo en el ambiente. Los fabricantes se proveen generalmente de madera de plantaciones forestales de alta calidad y productividad, descartando el uso de madera nativa. Si se lo compara con otros materiales como el acero, para su elaboración el uso de energía es altamente inferior siendo más eficiente y provechoso para el medio ambiente.
Como resultado este sistema constructivo permite diseñar y fabricar grandes elementos estructurales y formar una variedad de componentes estructurales de diversas formas, longitudes, tamaños y diseño donde el límite sólo lo pone la imaginación.